El mito de: mientras más caros mejores

Por Florelisa Alcala

Sucede no solo con los vinos sino con cualquier producto que se encuentre anclado en el mercado. En la mente del consumidor Un precio alto  lo asocia con productos de alta calidad. Mientras que un precio bajo  lo asocia con productos básicos.

Y aunque el precio del Vino depende muchísimo de su proceso y condiciones  de elaboración, y no vamos a dudar nunca de que los más caros están allí porque se lo merecen; en este andar de búsqueda de bodegas y de caldos de esta maravillosa tierra (Castilla y León) he podido comprobar que existen innumerables aromas y sabores exquisitos escondidos y no conocidos que pueden llegar a la copa o la mesa de muchas personas sin necesidad de pagar grandes sumas de dinero.

No lo digo solo yo, les pongo un ejemplo:

La prestigiosa Universidad de Burdeos realizó un estudio entre sus estudiantes de enología, a los que se les dio a probar el mismo vino (un vino común de Burdeos) bajo dos etiquetas diferentes: primero, como un Gran Reserva; después, como un vino de mesa. La mayoría de los estudiantes valoró mucho mejor el vino cuando estaba catalogado como Gran Reserva mientras que, al creer que era un común vino de mesa, muchos consideraron que no era tan siquiera merecedor de su consumo. Ya no os sorprende tanto, ¿verdad? http://www.bodegasmontecillo.com/factores-depende-precio-vino/?age-verified=8ffa530a5d

Pues a nuestros bodegueros aliados también les ha sucedido, en las valoraciones de catas a ciega obtienen altísimas puntuaciones no siendo el mismo resultado al descubrir las botellas. Recordemos que las bodegas familiares luchan incansablemente por llegar a ser reconocidas y parte de mi labor en este camino será mostrarle al mundo que la relación calidad-precio  será la combinación perfecta. ¿Te animas?

Deja un comentario

Cerrar menú
×
×

Carrito