El Descorche y yo

By Florelisa Alcala

Debo confesar que hasta el día que entre en mis clases de sumellier siempre use el de alas para mí el de toda la vida. No sabía que ese papelito que precede al corcho se le llama capsula y que para abrir una botella con estilo debes mediante un corte fino alrededor y una pequeña hendidura que te permita de una manera elegante retirarla y proceder a sacar el corcho. 

Pero llego a mi vida el de dos tiempos, y aunque lo nombran como uno de los más sencillos para mí fue todo un reto, sacar la navaja cortar la capsula sin destruirla, colocar el espiral en el centro del corcho y girar sin llegar a traspasar el corcho. Luego siempre apoyando la botella y en dos pasos debes llevar hacia arriba para en el último empujoncito hacerlo de manera firme pero suave tan suave que no se haga ruido al sacar el corcho.  Muchas botellas y miedos han pasado desde esa primera vez y buenoooo!!!!!! que he mejorado.  

Ahhhh pero donde sí que soy una experta es descorchando espumosos, sin que salte el tapón y sin hacer ruido. Y si suena aburrido porque lo que todo el mundo espera de las burbujas es precisamente lo contrario. pero bueno el protocolo es el protocolo. Algún día inventare algo intermedio que se vea chic y divertido. Lo prometo. 

Voy a nombrar los otros más usados y luego cierro con el Coravin que resulta una muy buena opción a la hora de servir vinos de alta gama por copas.  

Sacacorchos de pistón o de Bodega  

Similar al de alas cambiando el modo en el que el usuario ejerce la fuerza para sacar el corcho. El corcho se extrae roscando y no mediante palanca  

Sacacorchos de láminas o gitano  

Cuando tenemos ante nosotros una botella que sabemos que las condiciones del corcho pueden que no sean optimas (una botella vieja) Aquí usa el de láminas   

Se introduce poco a poco la lámina más larga primero y luego la más corta y empujando de lado a lado por los bordes del mismo hasta llegar al final, para extraer lo hacemos girando poco a poco ejerciendo fuerza hacia el usuario. Recuerda hacerlo con mucha firmeza y sutileza a la vez. 

Sacacorchos de palanca (pared)  

Ideal para bares y restaurantes en donde el servicio de mesa no sea tan importante o en lugares y eventos donde por la cantidad de botellas a abrir sea muy grande. 

Una vez instalado resulta de muy fácil uso ya que lo único que tiene que hacer es colocar la botella bajar la palanca y el espiral se introducirá en el tapón, luego subes la palanca y listo fuera. 

Sacacorchos Eléctrico 

Y si lo tuyo es el vino, pero no el arte de destapar la botella o si por razones físicas no puedes manipular ninguno de los anteriores pues aquí está la solución solo colocándolo en el cuello de la botella y presionando un botón el se encarga del resto. 

Ah!! Algo a tomar en cuenta que ninguno a excepción del de dos tiempos trae navaja para cortar la capsula así que deberás retirarla con un descapsulador o la navaja de tu preferencia. 

Coravin  

Copio textualmente de que se trata (nunca lo he usado) y según mi criterio es un buen sistema para servir vinos por copas en botellas de mucha crianza en restaurantes. Por ejemplo si tiene un cliente habitual que suele degustar una copa cada cierto tiempo este cliente podría pagar la botella y tomar una copa cada vez que le apetezca conservando el vino en muy buen estado. 

“A diferencia de otros medios de preservación de vino, que solo retrasan la oxidación, el Sistema de preservación de vino Coravin está diseñado para escanciar sin quitar el corcho, por lo que el vino siempre sabe cómo si acabaras de abrirlo, incluso años después. 

La aguja no corrosiva de Coravin atraviesa suavemente el corcho sin desplazar el material del corcho. Una vez que se retira la aguja, el corcho simplemente se expande de nuevo a su forma original. A medida que el vino se extrae a través de la aguja, este se reemplaza con gas argón puro, lo que garantiza que el vino restante no entre en contacto con oxígeno y y evolucione de manera natural dentro de la botella” 

Deja una respuesta